CONOCER EL TRABAJO QUE HACE USAER, COMO UN APOYO PARA LOS PLANTELES DE EDUCACIÓN MEDIA SUPERIOR

Las políticas educativas que vienen direccionando desde hace años en la Unesco, Derechos Humanos y Secretaria de Educación Pública relacionadas con la atención a los niños, adolescentes y jóvenes con necesidades Educativas Espéciales (NEE) y con discapacidad. Así como el compromiso expresado por el Rector de la Universidad de Guadalajara Mtro. Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, en torno a promover y trabajar para una universidad inclusiva; esto nos obliga a establecer relaciones de vinculación con instituciones externas relacionadas con la educación y atención a los adolescentes y jóvenes.
 
En la preparatoria No. 13 existe sensibilidad por parte de la administración del plantel y el compromiso de sus docentes, así como en las diferentes áreas educativas, para trabajar por una escuela inclusiva.
 
De tal forma que se han comenzado a establecer acuerdos y compromisos para atender a la diversidad de estudiantes con quienes trabajamos el día a día dentro de las aulas, con la Unidad de Servicio de Apoyo a la Educación Regular (USAER), de la Zona 12 de Educación Especial, de la Secretaria de Educación Jalisco; con quienes se tuvo una reunión el día 17 de febrero del 2017 en la sala de juntas de la coordinación académica. Entre los asistentes estuvieron la Mtra. Araceli Ambriz Ramos, Directora de la escuela preparatoria No. 13 y Mtra. María Luisa Chitica Palomera, supervisora de la Zona 12 Federal de Educación Especial de USAER.
 
Entre otros los propósitos de dicha reunión fueron: Conocer el trabajo que hace USAER, como un apoyo para los planteles de educación media superior, trabajar con la comunidad y padres de familia de preparatoria No. 13 a través de la sensibilización y capacitación.
 
Se resalto la importancia de la derivación de los estudiantes que así lo requieran, a los especialistas por parte de USAER, para su adecuada atención, dependiendo de las condiciones identificadas. El trabajo con padres de familia es fundamental, toda vez que no se puede comenzar a trabajar o diagnosticar a los estudiantes si los padres de familia no autorizan por cuestión de la confidencialidad de datos y derechos humanos.